La Disponibilidad Continua, ahora un requerimiento global, toca cada parte de nuestras vidas. Y la necesidad de aplicaciones «always-on» se ha convertido en una necesidad latente a la mayoría de industrias. Pero que está generando esta demanda? Aparte de la obvia expansión de usuarios, ambientes, dispositivos y una economía global, las organizaciones constantemente luchan por incrementar sus ingresos y reducir sus costos. Cumplir con regulaciones, mitigar desastres y planear la continuidad del negocio. Todos estos factores contribuyen al incremento de la demanda de disponibilidad continua y confiable de las aplicaciones más críticas, sin tolerancia a interrupciones intermitentes del servicio y la pérdida de ingresos asociada.

logo down