Las ciudades inteligentes o Smart Cities es una visión de desarrollo urbano que busca integrar de manera segura, soluciones de información y comunicación para la gestión de los activos de una ciudad, estos activos incluyen sistemas de información, colegios, sistemas de transporte, hospitales, plantas de energía y red policial, entre otras.

En una ciudad inteligente la infraestructura pública y privada, las comunicaciones, los habitantes y las inversiones sociales se apoyan mutuamente para alcanzar un punto de desarrollo sostenible donde se garantice una mejor calidad de vida junto con un uso adecuado y óptimo de los recursos a su alrededor.

El objetivo de una visión de ciudad inteligente es mejorar la calidad de vida usando informática urbana y tecnología para mejorar la eficiencia de los servicios y cumplir con las necesidades de los residentes. Las soluciones de información y de tecnología inherentes a una ciudad inteligente permiten interactuar directamente con la comunidad y la infraestructura de la ciudad, monitorear eventos y sucesos y entender cómo la ciudad está evolucionando.

Con el uso de sensores integrados a sistemas de monitoreo en tiempo real, los datos y las información es obtenida de los propios habitantes y dispositivos para luego ser procesada y analizada. La información y el conocimiento generado son las claves para atacar la ineficiencia.

Beneficios

  • Mejor planeación y desarrollo de la ciudad.
  • Mejoramiento de la productividad y servicio.
  • Gestión eficiente de desperdicios.
  • Gestión de tráfico inteligente.
  • Mejoramiento de la seguridad urbana.
  • Reacción más rápida a las amenazas de seguridad pública por medio de análisis en tiempo real de cámaras de video.
  • Menor congestión a través del uso óptimo de la infraestructura de transporte.
  • Ahorro de consumo de energía con información en tiempo real de su uso.
  • Análisis de datos entregados por sensores en las redes de distribución de agua para identificar fugas y permitir reparaciones más rápidas.
logo down